La socialización y los perros

Si te gustan los animales, más concretamente los perros, en más de una ocasión habrás escuchado que hay que socializarlos. Te preguntarás qué significa exactamente socializar a los perros y si es posible en animales.

Pues bien, hoy en Grupo Yaakun, hemos decidido resolverte esta duda, pues cada vez somos más los que decidimos tener un perro y es muy importante tener conocimientos sobre este tema.

¿Qué significa exactamente socializar a un perro?

Cuando decimos  que hay que socializar a un perro, nos referimos a que hay que acostumbrarle a que se sepa relacionarse con todos aquellos individuos y situaciones con las que va a ir encontrándose a lo largo de su vida. Es decir, que el perro aprenda a estar con niños, adultos, otros perros, lugares, ruidos, entre muchos estímulos diferentes a los que nuestro perro debe enfrentarse día a día.

Por otro lado, nos surge el concepto “habituación”, que es que el perro aprenda a ignorar elementos ambientales, como puede ser el ruido del tráfico, ambulancias, ruidos de aparatos tecnológicos, entre otros.

Tanto el concepto de “socialización” como el concepto de “habituación”, son conceptos que debemos trabajarlos juntos y durante la misma etapa. Con esto, queremos  que el perro aprenda a convivir con todo lo que le rodea.

Consejos para trabajar la socialización de un perro

Para que el animal aprenda todo esto, tenemos que tener en cuenta que el periodo de socialización del animal, para que aprenda más fácil a relacionarse, es durante las tres primeras semanas de edad a las doce semanas, aunque no olvides que el perro socializa durante toda su vida. En este periodo es muy importante realizar una socialización adecuada, que sea sobre todo continuada, pues de nada sirve que trabajemos un día la socialización y dejarles dos días de descanso.

Recordar que la socialización, además de ser continuada, debe ser agradable para el animal, no debe sentirse presionado, pues si la experiencia es traumática simplemente conseguiremos que derive en un problema de conducta. Y esto es completamente opuesto a lo que queremos conseguir.

Respecto a la época de las vacunas, se recomienda que si que bajéis al perro a la calle, pero que lo cojáis, por ejemplo, en brazos para que él se empiece a habituar a su entorno, a todos los sonidos del tráfico, al resto de individuos y situaciones que se va a encontrar posteriormente a lo largo de toda su vida.

 

¿Qué hago con mi perro en la calle?

El problema fundamental que tienen las personas con sus mascotas, surge en mayor medida en la calle. La calle es la gran prueba, donde a menudo surgen la mayoría de conflictos.

Este problema no debe traducirse en un rechazo en salir con tu perro a la calle, sino que debes aprender a controlar la situación. Tu perro necesita socializar, juntarse con otros perros, pero necesita habituarse primero.

Una vez que tu perro haya superado la etapa de socialización, que como hemos indicado va de las tres semanas a las doce semanas de vida, en Grupo Yaakun, hemos diseñado unas jornadas de comunicación y socialización, todos los sabados a las 10 de la mañana, a partir de los cinco meses de edad.

Estas jornadas de socialización permiten que tu perro siga mejorando su comportamiento, permitiendo que éste sea estable y equilibrado de por vida.

Gracias a estas jornadas nuestros perros podrán mantenerse activos mental y físicamente, permitiéndoles seguir desarrollando sus habilidades y destrezas sociales caninas con el resto de perros y humanos.

Una experiencia única e inolvidable que hará que nuestros animales estén en contacto con la naturaleza acompañados de otros de su misma especie y de sus compañeros humanos.

Recuerda que el entrenamiento de tu perro es algo esporádico, unos dos días a la semana en el periodo de tiempo que tu perro lo necesite, pues si lo dejamos como algo habitual sometemos al animal a unos niveles de estrés que él no puede tolerar, ni se aconseja que lo haga.

Como conclusión, la socialización y habituación de nuestros  perros es fundamental para el éxito en una buena conducta. Si nuestros perros no aprenden a socializar y habituarse, es decir, no tienen una buena etapa donde trabajar estos conceptos, tendremos problemas de conductas agresivas y conductas miedosas.

Recuerda: un perro que esté bien socializado, será mucho más fácil de entrenar y que te obedezca.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *