‘Caminar el tiempo’: el regreso de Pilar Ferrer Navarro

Diez años después de debutar con Poemas de la consumación, Pilar Ferrer Navarro vuelve a sus orígenes literarios con Caminar el tiempo. El libro consta de tres partes bien diferenciadas por una pequeña introducción en cada una de ellas, las cuales están a cargo del grupo sueco Pain y su canción Coming Home. A partir de ahí, la autora hace un interesante despliegue de música, filosofía y mitología para desarrollar el tema principal del poemario que, como puede suponerse, no es otro más que el tiempo.

En un mundo sujeto a la razón y a la prevalencia de la experiencia científica, la mitología resulta una fuente alternativa de conocimiento y de explicación de la realidad histórica, pero también una especie de arcano misterioso que me parece muy atractivo.

Estas tres divisiones llevan asociada una etapa concreta del tiempo, empezando de manera lógica por la juventud. Así, la primera parte contiene el espíritu de una juventud desafiante, sin miedo al camino que se abre delante de sus ojos; ese ímpetu del que mira al mundo sin miedo y dispuesto a ponerlo patas arriba, puesto que es consciente de que el horizonte queda lejos y que no va a cortar sus alas, sus ganas de volar libre y sin límites, sin barreras que interfieran con sus planes.

Me resulta mucho más fácil trasladar mis reflexiones a poemas que a prosa. Creo que la libertad y la posibilidad de condensar pensamientos y sensaciones en unos pocos versos es lo que me atrajo de la poesía.

El segundo bloque, por el contrario, tiene otro tono, ese matiz más oscuro y opaco que nubla la mirada: la confrontación de los sueños frente a la realidad. Cuando esta se produce, el espíritu rebelde de la etapa anterior percibe un sabor agridulce en la experimentación de la vida, pero aún se siente joven. Por eso, aún confía y no permite que sus anhelos caigan en picado hasta chocar con el suelo.

He leído de todo: desde los simbolistas franceses (Rimbaud, Mallarmé, Baudelaire) a los románticos ingleses (Lord Byron, Shelley, Keats), pasando por Blake, Poe o Shakespeare. También me han interesado Cernuda, Blas de Otero o Leopoldo Mª Panero

De forma ineludible, llega la tercera parte, donde la madurez y el cansancio se han instalado en los huesos. Los poemas reflejan la pesadumbre de no poder volver, la rutina y la nostalgia. Ahora el espíritu busca una manera de regresar a casa, a ese lugar idílico del que un día partió. En cambio, es consciente de que, para lograrlo, solo le queda la memoria, esa compañera que brilla incansablemente cuando la penumbra del presente amenaza y que protege el camino de vuelta al hogar (siempre ese Coming Home).

No reniego de ninguna de las etapas de mi vida porque todas ellas conforman lo que soy en la actualidad. Creo que no volvería al pasado, que mi presente es suficientemente rico como para disfrutar cada día con intensidad.

Caminar el tiempo ya se encuentra disponible en las librerías Grafbill (Carlet, Valencia) y L’esplai (L’Alcúdia, Valencia), y también en plataformas digitales como Amazon. Sobre sus próximos trabajos y proyectos, Pilar Ferrer Navarro comenta: “Seguiré escribiendo, seguro, porque forma parte esencial de mi vida y continuaré con la poesía porque me ayuda a ordenar y entender el mundo”.

Biografía
Pilar Ferrer Navarro nació en Carlet (Valencia). Es Máster Universitario en Gestión Cultural, Licenciada en Filosofía y profesora de flauta travesera. Con la música a cuestas desde la infancia, ejerce como docente en enseñanza secundaria. Lectora ferviente y apasionada, dio el salto a la escritura con la publicación de Poemas de la consumación (Entrelíneas Editorial, 2007). Vive a caballo entre los kakis y los naranjos de su mediterráneo natal y el mar de viñas de Villarrobledo (Albacete), donde ha aprendido a amar el buen vino. A principios de 2018, ha publicado Caminar el tiempo con Uno Editorial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *