Los nutricionistas alertan de la mala calidad del pan que se consume en España

Los estudios acreditan que el consumo de pan ha caído notablemente en las últimas décadas. Si en 1964 cada español consumía al año 134 kilos, en 2015 apenas se llegó a los 35 kilos, según datos del Ministerio de Agricultura. En lo que se refiere a la repostería, los españoles siguen prefiriendo productos artesanos como los de Dulces en la Red en vez de los industriales. Pero en cuanto al pan la cosa cambia.

Los nutricionistas alertan del escaso valor de la mayor parte del pan que se consume en España. Entre otras cosas, por el uso de harina ultra refinada. La mayoría de las panaderías usan aditivos para aportar al pan un sabor, textura y aroma que no son los originales. La cuestión es que la ley lo permite. De hecho, hay panes con Indicación Geográfica Protegida (IGP) que incluyen grandes cantidades de levadura y aditivos. La OCU alerta de la cantidad de sal que contiene el pan que habitualmente se consume. En 2005 el Ministerio de Sanidad y los panaderos fijaban un máximo de un 1,8%. En este contexto, aunque la OCU reconoce que ningún mayorista supera ese límite, observa una tendencia al alza en el uso de sal para elaborar el pan. Si en 2005 una baguette llevaba un 1,2% de sal, en 2017 la cifra era del 1,5%. En esta línea, muchos expertos abogan por fijar un nuevo tope. Sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de sal que también se encuentra en los alimentos procesados y precocinados, los embutidos y las salsas. Esto, sumado al bajo consumo de frutas y verduras, hace que aumente el riesgo de enfermedades cardiovasculares y oncológicas entre la población. Por eso los expertos en alimentación estiman más que recomendable disminuir la presencia de sal en el pan. Porque, aunque su consumo se ha reducido en los últimos años, el que se consume ahora es de peor calidad. Por su parte, los profesionales del sector reconocen que si la harina es buena, se usan buenas masas madre y el proceso es el adecuado, usando una cantidad limitada de sal, se puede obtener un pan de mucha calidad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *