Cabezón de la Sal (Cantabria) instala una pasarela para facilitar el acceso de las personas con discapacidad al bosque de secuoyas

Santander.- El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, acompañado del director territorial de CaixaBank para la región, Juan Pedro Badiola, ha visitado hoy la nueva pasarela para facilitar el acceso de discapacitados al Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón, que se llevó a cabo el año pasado en el marco del convenio de colaboración que mantienen el Gobierno autonómico y “la Caixa” para la conservación del medio natural y el fomento del empleo de personas en riesgo de exclusión social.

Con una inversión total de 139.355 euros, la actuación ha consistido en la construcción de una pasarela de madera tratada que permite el acceso a discapacitados físicos desde el aparcamiento existente en las inmediaciones del Monumento Natural. El diseño de la pasarela permite el acceso en silla de ruedas al interior del rodal, que de otra manera sería imposible dada la orografía del terreno, buscando siempre la mayor integración posible con el entorno. El acceso a modo de pasarela posee las condiciones de pendiente, anchura y uniformidad adecuadas en una longitud de unos 200 metros lineales, adaptándose a las irregularidades del terreno y respetando al máximo la vegetación arbórea circundante.

Revilla ha alabado el “elevado componente social” de la “la Caixa”, una entidad “muy preocupada” por el apoyo a las personas con discapacidad y con movilidad reducida, y que va a facilitar, en el caso de hoy, “abrir este espacio singular” al colectivo.

Ha subrayado la estrecha colaboración entre el Gobierno y “la Caixa”, que se remonta a una década, y que ha supuesto la puesta en marcha de importantes servicios y obras para Cantabria. En este sentido, ha puesto de ejemplo la dotación del Puesto de Mando Avanzado, que facilita la coordinación de los distintos servicios de emergencia allá donde se produce y que ha sido tan importante en los recientes incendios forestales. También ha resaltado su aportación económica al proyecto de la Fundación Comillas, con unos 3 millones de euros, entre otras obras.

Por eso, el presidente Revilla espera que “la Caixa” se sume y sea una de las entidades colaboradoras del Año Jubilar Lebaniego, que se celebra en 2017, y que “pondrá en el mapa la singularidad de esta tierra“.

Por su parte, el director territorial de CaixaBank para Cantabria y País Vasco, Juan Pedro Badiola, ha destacado que la entidad lleva diez años de colaboración para ayudar a preservar los espacios naturales, pero “siempre pensando en aquellos que tienen más dificultades de acceso“. “Siempre pedimos que quienes trabajan en estas obras sean además personas con algún tipo de discapacidad” y, por tanto, se facilite su acceso al mercado laboral, ha indicado

En este acto también han estado presentes el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria; el director general de Medio Natural del Gobierno cántabro, Antonio Lucio; técnicos de la Consejería, y miembros de la Corporación municipal, entre otros.

Monumento Natural
El Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón  es una plantación de 2,47 hectáreas de seguoia (Sequoia sempervirens) localizada en el Monte de Las Navas, cercano a la localidad deCabezón de la Sal.

Las sequoias, inhabituales en Cantabria y de las que en España únicamente existen pequeñas masas en estado seminatural, fueron plantadas a comienzos de los años 40 del siglo pasado con la intención de restringir al máximo la dependencia exterior y las importaciones, incluyendo las de materias primas forestales.

Hoy en día persisten en el lugar 848 ejemplares de esta especie, con una altura media de 36 metros y un perímetro medio de 1,6 metros, como reflejo de aquella política forestal enfocada a la búsqueda de las especies más adaptadas a las necesidades de la industria maderera.

Una década de colaboración
Previamente a la visita, el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, y director de Relaciones Institucionales para Cantabria y País Vasco, Rubén Riaño, han hecho balance de las actuaciones del convenio de colaboración sobre la conservación de los espacios naturales y reinserción social.

La alianza, que se puso en marcha hace 10 años, ha facilitado el acceso al mundo laboral de 286 personas en riesgo de exclusión y la realización de 48 proyectos de conservación y mejora de áreas naturales de Cantabria.

Igualmente, han presentado la renovación para el próximo ejercicio del convenio de colaboración entre ambas instituciones que se inició en 2006 y al que la entidad financiera ha destinado, hasta el momento, un total de 5,4 millones de euros en esta comunidad.

El acuerdo, que tiene una duración anual, permitirá desarrollar actuaciones muy diversas que van desde la eliminación de flora y fauna invasora, a la creación de una microreserva biológica o la adaptación de senderos. En la realización de los proyectos se prevé que unas dieciocho personas en riesgo de exclusión participen en las nuevas iniciativas.

Además de la pasarela del bosque de Secuoyas, durante 2015 se han ejecutado otras acciones como la mejora ecológica de los grandes sistemas dunares cantábricos mediante actuaciones directas de conservación de la única población cántabra de la especie protegida: Chamaesyce peplis; el control de especies invasoras en el entorno de los LICs fluviales de Cantabrian con el desarrollo de protocolos de control mecánico de Reynoutria, Tradescantia y Zantedeschia; la aplicación de técnicas de bioingeniería para el control de la erosión en el LIC Río Camesa; la protección del margen dunar en el canal de desagüe de la Marisma Victoria, en Noja y el establecimiento de microreserva dunar didáctica en la Playa de Berria, en Santoña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *