Clínica Sacher realiza un perfil nutricional a partir del escaneo del cabello

La Clínica Sacher incorpora un servicio novedoso consistente en el escaneo de un cabello para elaborar un perfil nutricional que determina cómo afecta  cada nutriente a cada paciente en concreto.

Este perfil de bienestar personal se diseña para que el paciente ingiera los productos nutricionales óptimos para el momento actual que está viviendo. Así, por ejemplo, después de una enfermedad es posible que necesite minerales y antioxidantes o, si está pasando por un momento de estrés, necesitará otros aportes adicionales.

En primer lugar, se realiza una historia médica detallada, y luego se toman dos ó tres cabellos de la cabeza y se escanean. Ese escáner se envía a un laboratorio almenán que realiza el análisis y elabora un dossier nutricional en el que se indican las carencias de vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales (omegas); la sensibilidad a radiaciones, metales pesados y químicos; la sensibilidad a ondas electromagnéticas; el perfil microbiológico;la sensibilidad alimentaria y sensibilidad a aditivos alimentarios. Se trata, por tanto, de un dossier mucho más completo que el de un simple análisis de intolerancia alimentaria.

La doctora Consuelo Sanchis explica que “no se trata de buscar qué alimentos engordan, puesto que cada persona tiene un metabolismo diferente. La clave de este análisis está en buscar cómo está el paciente de bien  o mal nutrido, que es distinto de si el paciente come bien o mal. No hay que olvidar que, debido a la mala calidad nutricional de los alimentos consumidos, puede haber carencias nutricionales incluso aunque nos alimentemos bien. Estas carencias repercuten en la salud, y con este análisis lo que hacemos es trabajar en la mejora de la calidad nutricional, es decir, en la mejora de la salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.